Estais buscando un programa para los niños este verano? Que los niños no quieren ir a un programa de clases y actividades en grupo ? Pues no os preocupés porque existen otras alternativas en muchos paises de habla inglesa, que ofrecen la posibilidad de que los niños aprendan inglés al máximo ,mientras se sumergen en la rutina diaria de un divertido campamento con niños nativos. Estos camps en su mayoria ofrecen vacaciones de aventura y de aprendizaje de idiomas.

En Gran Bretaña existen algunos muy interesantes como Camp Beaumont, una empresa de calidad que ofrece diversos campamentos temáticos por diferentes zonas del Reino Unido.  Estos camps están compuestos por niños ingleses en su mayoría y un gran número de niños internacionales. Los monitores suelen ser jóvenes preparados y titulados con el CELTA que se convierten en cuidadores y hermanos mayores de los niños, para ganarse su total confianza. A partir de 7 años los niños pueden acudir a Pinewood Sands,  Grosvenor Hall, The Island, etc donde pueden disfrutar de un multi activity camp y realizar más de 100 acttividades y deportes,  aprender a ser locutor de Radio, ser la numero uno en la escuela de animadoras, aprender a cocinar, montar a caballo, aprender a ir en quad o kart, ser un agente secreto, aprender submarinismo, ser actor, hacer surf, etc, cada camp tiene una temática diferente y no hay cabida para el aburrimiento, todo ello con el único fin de aprender inglés de forma divertida!!

Si les apetece más disfrutar de un camp de estilo americano, tanto en EEUU como en Canadá existen camps estupendos, en su mayoría cuentan con fabulosas instalaciones, cabañas de madera, comedor, baños, sala común, etc todo ello inmerso en plenos bosques y en su mayoría situados junto a un lago o río donde realizar la mayoría de actividades y deportes acuáticos. Suponen una posibilidad fantástica de vivir una aventura en plena naturaleza,  y de aprender inglés con jóvenes americanos o canadienses. Algunos de ellos como Camp Kasota West ofrecen cientos de actividades como kayak, manualidades, basket, canoas, juegos de aventura, trekking, natación, fuegos de campamento, sesiones musicales, etc.

Ambos ofrecen una temática parecida, pero creo que poder vivir en plena naturaleza lejos de otros estudiantes españoles,  puede ser un punto a favor de los camps americanos. La decisión es vuestra…