Aprender inglés en verano se ha convertido en una cita obligada para todos los que necesitan practicar la gramática aprendida durante el curso y mejorar el terrible inglés con acento español.

Son varios los paises de habla inglesa que ofrecen cursos muy atractivos de diferente tipo y duración, aunque hay que saber evitar alguno de ellos en el mes clave, julio, como Londres, Brighton y Edimburgo en Gran Bretaña o Dublín en Irlanda. Durante este mes el único idioma que practicarás en estos destinos será el castellano.

Lo ideal es buscar localidades más pequeñas y menos conocidas donde la concentración de españoles sea menor. Algunos destinos interesantes pueden ser: Torquay, Plymouth, Chester, Toronto, Chicago u otras alternativas más exóticas y últimamente mas de moda como Sudáfrica y Nueva Zelanda. Malta es otro de los destinos que más demanda tiene desde hace unos años, pero hay que saber evitar los meses de verano pues la isla sufre overbooking tanto de estudiantes españoles como de turistas y el aprendizaje se convierte en una tarea dificil.

Antes de elegir un destino hay que asesorarse bien sobre la ciudad elegida, tipos de cursos que ofrecen las escuelas, porcentaje de estudiantes de habla hispana de la escuela elegida, calidad de los alojamientos y el programa social que ofrece cada escuela.

Siguiendo estas sencillas recomendaciones conseguirás aprovechar mejor tu estancia en el extranjero.