Que el inglés ha llegado para quedarse es algo que todos sabemos. Cada año más adultos deciden emplear sus vacaciones en cursos en el extranjero para mejorar o al menos darle un empujón a un idioma que ya supone un requisito imprescindible para casi cualquier puesto laboral. Pero si hay algo que realmente está en auge son los años académicos para jóvenes en el extranjero. Los adolescentes tienen mucha más facilidad que los adultos para aprender un idioma y un curso completo en High School les asegura volver con una fabulosa experiencia internacional en el bolsillo y un inglés muy fluido. Además los cursos académicos completos en el extranjero son del todo convalidables siempre y cuando el estudiante apruebe las asignaturas. Y los padres cada día lo tienen más claro.

Pero con la decisión de enviar a un hijo durante un año a otro país, también llegan las dudas. Una de las más comunes tiene que ver con el aprovechamiento académico. Los cursos más demandados son 3º, 4º de la Eso y 1º de bachillerato. Son edades en las que el adolescente se puede adaptar a otro territorio con mayor facilidad, para aprender y disfrutar de verdad de la experiencia. Lo cierto es que algunos papás nos expresan su preocupación por que su hijo se “descuelgue” académicamente a la vuelta, después de pasar un año alejado de nuestro sistema de formación. Asignaturas distintas, otra forma de evaluación y otro formato académico, son factores que les hacen titubear.

La realidad es que no tiene porqué bajar el rendimiento del alumno. Esta claro que habrá ciertos contenidos (matemáticas y ciencias sobre todo) que no habrán sido los mismos pero eso es algo muy fácilmente recuperable con algunas lecciones extra durante el verano. Lo que sí os podemos asegurar es el feedback masivamente positivo que tenemos de nuestros estudiantes cuando completan su año “fuera”. Las ventajas son tantas que tener que ponerse al día de un par de contenidos es lo de menos. Los amigos que se traen en el corazón, las vivencias y el dominio del idioma con el que vuelven son y serán, sin duda, sus mejores bazas académicas y profesionales para su futuro.